is generic cialis good

Misioneros de los Pobres trabajan activamente en Monroe

Posted on 01 May 2013 by elprogreso

Monroe, Carolina de Norte.-  Los Misioneros de los Pobres, una obra de la Iglesia Católica instalada en 2008 en la ciudad de Monroe, trabaja en beneficio de la comunidad y crece rápidamente gracias al apoyo de la misma.

Ubicados en un solar en la calle Griffith, los hermanos de esta congregación han transformado un terreno boscoso en un amplio jardín donde se siembran hortalizas, crían conejos y gallinas para ayuda de las familias necesitadas de la zona, además de construir un pequeño salón multiusos donde se reúnen las familias hispanas para compartir, orar y recibir clases todos los sábados.

“Los hermanos están haciendo un trabajo que necesitaba nuestra comunidad. Tienen un huerto, reciben ropa y vegetales en donación que regalan, ofrecen almuerzo todos los sábados y además administran una despensa”, dijo a ‘El Progreso Hispano’ el activista comunitario Juan Rangel.

El Instituto de los Misioneros de los Pobres fue fundado en 1980 en Jamaica por el P. Richard Ho Lung.  El hermano Augusto Silot, originario de Filipinas, es quien conduce la primera misión en los Estados Unidos, la que se asentó en Monroe.

“Nuestra presencia aquí es una muestra del poder del Espíritu Santo”, dijo el hermano Augusto, al referirse a la decisión de establecerse en esta ciudad.  “Nuestro fundador viajó a Nueva York, con el propósito de iniciar la obra pero no pudo conversar con el Obispo.  En el aeropuerto, regresando a Jamaica, conoció casualmente al Obispo Jugis, quien lo invitó a visitar Charlotte.  Poco tiempo después, tras conversaciones y explorar el territorio, gracias a una recolección de fondos, se compró el terreno y casa que hoy ocupamos”.

La comunidad se mostró recelosa al inicio, al desconocer el origen de la congregación.  Poco a poco, al ver la entrega y servicio de los hermanos, la desconfianza se tornó en mutua entrega.

Hoy la obra de los misioneros no sería posible sin la ayuda de voluntarios que colaboran con alimentos o servicio, pero se necesita más colaboración.  Para ello puede ubicar a los hermanos en el 1403 Griffith Road, Monroe.

“Se siente muy bien cuando se sirve” afirma Carla Castañeda, una joven voluntaria estudiante de High School que organiza, junto con su familia y amigos, un almuerzo sabatino cada mes.  “Invito a todos a que se unan a esta tarea de amor al prójimo”, concluyó.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.